Banco Popular reforzará su capital

Nuevo artículo en el diario Cinco Días escrito por Pablo Martín / Gema Escribano el 3 de septiembre de 2015:

Popular reforzará su capital con una conversión de bonos por 645 millones.

En la junta de accionistas que Popular celebró el lunes, una de las cuestiones más polémicas entre los asistentes fue la de los bonos necesariamente convertibles que la entidad vendió en 2009. El banco que preside Ángel Ron colocó 700 millones de euros en deuda entre particulares que sí o sí se convertirá en acciones y cuya rentabilidad estaba vinculada al euríbor.

En abril de 2012, y ante la evolución de Popular en Bolsa, el banco decidió ampliar la fecha de vencimiento de esa emisión. El objetivo era dar un margen de tiempo suficiente para que la acción recuperara terreno –el precio de canje era de 7 euros, cuando la cotización rondaba los 1,5 euros–, al tiempo que mejoraba la rentabilidad de los bonos.

Así, Popular planteó un canje para auxiliar a los bonistas. Les ofreció títulos con vencimiento en noviembre de 2015 y con interés del 7%, que suponía una subida notable desde lo que pagaban hasta ese momento: el euríbor a tres meses (que marcaba poco más del 1%) más cuatro puntos porcentuales. El éxito del canje fue cercano al 100%.

Ahora quedan poco más de siete meses para que expiren. La buena noticia para el banco es que supondrán una inyección de capital de máxima calidad, pues los 645 millones de euros que quedan en circulación computarán como Common Equity Tier 1 (CET), el termómetro que utilizó el BCE para medir la resistencia del sector financiero en las pruebas del pasado mes de octubre. Fuentes financieras adelantan que sumará en torno a 80 puntos básicos en esta ratio, que finalizó el año pasado en el 11,5%.

El precio de conversión está fijado en 17,75 euros por acción, cuando los títulos del banco finalizaron la sesión de ayer a 4,653 euros. Los bonistas se enfrentan a unas minusvalías latentes del 74%. Una persona que hubiera invertido 100.000 euros a los precios actuales recibirá acciones valoradas en unos 26.200 euros.

Eso sí, hay que tener en cuenta los intereses que se han ido embolsando los propietarios de los bonos desde 2009. A cuestiones de los accionistas, el presidente de Popular, Ángel Ron, aseguró el lunes en la junta que, “contando la remuneración obtenida vía cupones, la minusvalía de esta inversión se situaría en el entorno del 30%”.

“El banco ha hecho lo posible para mejorar la rentabilidad de la acción, se ha dado más plazo, se ha pagado más cupón y ahora estamos a la búsqueda de una solución que sea factible y que sea la más favorable posible para los bonistas”, señaló Ángel Ron. El máximo ejecutivo de la entidad financiera afirmó que se trata de que todos los bonistas que han invertido en esta emisión traten de minimizar el impacto negativo. “El banco está trabajando en buscar las soluciones que, siendo factibles, sean más favorables para los bonistas teniendo en cuenta que hay que respetar también, o al menos en este caso, hay que combinarlo con los intereses de los accionistas”, sentenció.
Los expertos consultados consideran que en esta ocasión Popular no aplazará de nuevo el vencimiento, aunque sí confían en que tratará de compensar de alguna forma a los clientes minoristas, que invirtieron un mínimo de 1.000 euros en este producto.

En diciembre de 2013 venció otra emisión de bonos obligatoriamente en acciones de Popular, si bien en este caso el precio de canje era variable en función de la cotización. En ese caso no hubo minusvalías latentes para los dueños.

Ver artículo completo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *