Competencia Territorial en los Procedimientos de Reclamación de Inversiones realizadas en Instrumentos Financieros Complejos

Cuando se interpone una reclamación judicial es importante determinar la competencia territorial de los instrumentos financieros complejos.

Los artículos 50 y 51 de la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC) determinan el criterio general:

El Juzgado competente para conocer de un asunto es aquel que coincide con el domicilio del demandado“.

Esto provoca que, como norma, los procedimientos se resuelvan en el juzgado en que las Entidades tengan su domicilio.

Sin embargo, el artículo 52 LEC fija criterios especiales para casos, como la competencia territorial de los instrumentos financieros complejos.

Así, la LEC establece en su artículo 52.3, en su redacción vigente desde el 7 de octubre de 2015, que:

Cuando las normas de los apartados anteriores no fueren de aplicación a los litigios derivados del ejercicio de acciones individuales de consumidores o usuarios será competente, a elección del consumidor o usuario, el tribunal de su domicilio o el tribunal correspondiente conforme a los artículos 50 y 51”.

Significativo es que la Ley habilita la elección de fuero; que el perjudicado es quién decide donde presentar la demanda.

Dicha regla especial determina la competencia territorial de los instrumentos financieros complejos.

Se constituyó a modo de criterio obligatorio, con el objetivo de proteger a la parte considerada más débil, los clientes consumidores y minoristas a los que les fueron colocados masivamente estos productos financieros inadecuados.

Entre esos productos, citamos las hipotecas multidivisa, participaciones preferentes, bonos convertibles, obligaciones subordinadas, swaps, notas de capital, cuotas participativas, unit-link o productos estructurados.

Por consiguiente, para este tipo de pleitos, se aplica el fuero electivo del artículo 52.3 de la LEC en atención a la innegable condición de consumidor que ostentan los demandantes.

Por otra parte, el artículo 52.2 de la LEC permite la elección del demandante del Juzgado de su domicilio o del domicilio de la Entidad para los casos en los que la suscripción de los productos objeto del litigio fue precedida de una oferta pública de suscripción

En definitiva, son los demandantes consumidores, que adquirieron los productos financieros que resulten objeto de reclamación, los que tendrán la potestad de decidir los juzgados del lugar en el que quieran demandar a las entidades de crédito que comercializaron estos productos.

Loleta Linares

Letrada